Para enseñar (izquierda) - un arte de T Newfields A menos que aprendas a comunicarte,
nunca vas a enseñar.

La enseñanza es un proceso en el que se comparte,
se interactúa y se traban lazos sociales.

La enseñanza no es una calle de de mano única,
es una vigorosa actividad interpersonal.

Es mucho más que una cuestión
de fórmula o de procedimiento;

es la creación de esculturas multidimensionales
que están en constante evolución.

Los maestros deben tener opiniones personales,
pero no predicar;

ellos deben escuchar con atención,
incluso también saber cuando hablar.

En última instancia
enseñarás aquello que tú seas,
quien eres es lo que vas a enseñar,

y en el proceso
te convertirás en un ser diferente.
Para enseñar (derecha) - un arte de T Newfields