La voz de Gaia - algunas reflexiones ecológicas
A medida que hectáreas de bosques terminan en humo
y las fábricas envenenan nuestro aire
mi corazón se vuelve gris y se ahoga.
"¡Está claro!" dijo Gaia,
"debes aprender a cuidar".

A medida que los ríos se convierten en letrinas
y los desiertos reemplazan el pasado verdor
un venenoso hastío me somete
apestando con lagunas de acritud.

"No hay necesidad de eso", Gaia reprendió,
"Cada especie es un simple parpadeo en el tiempo".

A medida que los bosques progresivamente desaparecen
y los gobiernos promueven
desinformación y miedo,
el resentimiento desgarra mis entrañas.

"Eso no es útil", reprendió Gaia,
"Aunque eres parte del problema,
también eres parte de la solución.

Examina lo que detestas.
y descubre que parte de ello se está llevando a cabo,
a petición tuya.

Observa dónde tu tiempo,
energía y dinero va.

Aviso para las inversiones:
¿Cómo fluye tu conciencia?"