¿Cómo debemos sentirnos en un lugar
que es la primera tumba atómica?
¿Cómo debemos considerar a las hojas de los árboles
cuyos troncos han sido marcados por escombros nucleares?
¿Cómo deberíamos ver las briznas de hierba alzándose
con audacia por encima de los vidrios rotos?
Representando tanto las esperanzas como los miedos
¿qué dice Hiroshima dice a los que se acercan?

¿Valore la vida y trabaje para la paz?
¿Compre baratijas y disfrute de la brisa?
¿Tome fotografías y guarde recuerdos?
¿Observe cada momento antes de que esto desaparezca?

Explore las contradicciones –
ellas están siempre allí.

En Hiroshima: un poema acerca de una visita al Monumento de la Paz de Hiroshima
Frida: Ningún discurso parece tener cabida en Hiroshima. Ningún acto de explicación parece sostenerse.
Ying: No estoy seguro - todavía tenemos mucho que aprender sobre la resolución de conflictos sin emplear la violencia.
Satoru: Elijo ser optimista. Cuando se presiona contra las paredes de la necesidad, es sorprendente lo que podemos aprender.
Agradecimientos
Agradezco la ayuda de las siguientes personas en la traducción de estos poemas:
Vi, jdinunci, miguel ángel y pedro garcia