FERTILIZACIÓN: Un poema pictórico de T Newfields
¿No es la fecundación meramente
el principio de la muerte,
y la transmigración sin fin implicada en cada aliento?

¿Son nuestros cuerpos los medios
para metas más elevadas?
¿O deberíamos reírnos, quizás,
de la idea de algún objetivo externo?

Tras años de búsqueda de respuestas
a tales preguntas,
una conclusión parece clara:

Debemos respirar suavemente
y aceptar que sabemos poco,
y ya que la muerte está siempre presente,
también hay poco que temer.
Lily: Este poema parece estar lleno de incertidumbres.
Lex: Eso está bien. Solo los fanáticos están libres de la duda. Es saludable cuestionar todas las creencias.
Linda: Tal vez, pero demasiado cuestionamiento a veces te paraliza. Aquellos que cuestionan siempre no pueden comprometerse a la acción. Y falta de compromiso es un signo de cobardía.
Ram: (eructa ruidosamente y sonríe) Ciertamente no cuestionar nada es de tontos. Y cuestionar todo todo el tiempo es igualmente absurdo.
Rex: (apartando la botella de vino) ¡Uf! El meta-análisis es tan tedioso... Y puesto que nuestro entendimiento no es perfecto, también es frustrante.