La Venus de Willendorf:

Pensamientos sobre una reliquia antigua

Una celebración de lo verde - un arte de T Newfields
Enterrada bajo el polvo de edades
en tu tumba de piedra caliza
durante milenios dormiste,
libre de los ajena al alboroto del tiempo
entre telarañas y oscuridad.

Mientras lentamente sobre la tierra
a tu alrededor caían gotas de agua
se mantuvieron firmes tus pechos,
y tus caderas cerradas.

Ajena al tiempo, tu figura es perfecta,
deseo primordial tan profundo
que trasciende toda corrupción.

Preñada de posibilidades,
diosa de los nombres desconocidos,

¿eres un antiguo himno a la fertilidad?
En los últimos treinta mil años
¿qué fantasías ha engendrado tu vientre?