Guarida de Hierbajos

Raúl: ¿Puedes hallarle un sentido a este poema?
José: Realmente no. Parecen "eco-tonterías" idealistas.
Maya: ¿Qué te puedo decir?La mayor parte de las tonterías con que encontramos están entre nuestros propios oídos.
Tara: Acéptalo, esta es una producción de Mickey Mouse. Sin embargo, un poco del mensaje básico resuena.
Maya: Entonces recuerde esa parte y olvide el resto...


Vivimos en un jardín del Edén mu-
tante, un vertedero de resi-
duos tóxicos y centro comercial Chernóbil,
una Disneylandia radiactiva que exige ad-
misión escarpada, para luego tratara la gente
como maniquíes multi-acceso del Ratón Mickey c
on tarjetas de crédito...
Raúl: Hombre, ¡esto sí que es aburrido!
José: Sí, nadie quiere escuchar a un predicador, aun si está en lo cierto.
Tara: (encogiéndose de hombros) No sé. Tal vez nos tienen que recordar algunas verdades...

¡Piense en la tierra azul y alabe al mar!
¡Recuerde que tu vida no es provista por
los poderes corporativos X, Y o Z!

¡No deje que nuestro futuro se convierta en mar-
cas registradas lindas y encarnaciones de la codicia!
José: La gente que necesita lo más nunca posible oír esto voluntad. Los que la oyen probablemente saberla ya de todos modos.
Tara: Eso sucede con todo el conocimiento – relajar. El autor está hablando básicamente se, trayendo varias secundario-personalidades en la alineación.
Maya: La misma clase de diálogo ocurre en todas las personas. Y todos debemos escuchar eventual. El mensaje cuenta mucho más que cualquier persona.
Afirme las partes de nosotros
que todavía son sal-
vaje, y las partes de la vida que per-
tenecen a cada ser.