Ambiciones truncadas - un arte de T Newfields

Ambiciones truncadas

Hubo un tiempo en el que yo deseé la belleza
pero poco a poco mi viejo cuerpo envejeció.

Después anhelé la riqueza
y sólo vi pasar a lo lejos la fortuna.

Más tarde, aspiré a la sabiduría
pero pronto reconocí que la estupidez era mi destino.

Ahora ya no deseo tener ningún anhelo
y simplemente observar lo que acontece –
cada respiración.

El vacío del espacio
manifestándose una y otra vez –
la extinción entre la vida y la muerte.