Estudiantes que triunfan: algunas reflexiones sobre el éxito académico de T Newfields

"Soy un perdedor".
"Estudiar no es para mí".
"No tengo cabeza para estudiar".
"En la escuela siento como si no fuera nadie".

Con afirmaciones como esas,
muchos estudiantes se convencen a sí
mismos de sus propias deficiencias.

¿Por qué no estamos enseñando
habilidades básicas de estudio
y como abordar los temas con
un sentido de curiosidad y de emoción?

¿Deberían los maestros sólo proporcionan ideas para digerir?
¿O deberíamos acompañarles en su proceso de aprendizaje
para ayudarles a alcanzar su máximo potencial?
Satoru: Las habilidades de estudio pueden ser enseñadas a los jóvenes, pero para cuando los estudiantes llegan a la universidad, sus comportamientos están son difíciles de cambiar.
Liao: ¿Y tú cómo lo sabes?
Satoru: (tartamudeando) Bueno, es simplemente mi experiencia.
Liao: Es demasiado tentador centrarse en lo que los estudiantes supuestamente no pueden hacer. Tal vez deberíamos prestar mas atención a lo que realmente pueden hacer. El abanico de posibilidades quizás sea más amplio de lo que a primera vista imaginamos.