Artefactos indispensables:

Reflexiones sobre el mecanismo de la emoción


Artefactos indispensables

Cuán extrañas máquinas
son los corazones humanos:
rotos con facilidad,
a menudo incomprendidos,
a veces olvidado, y aun así,
difícil de ignorar.

Sin ellos seríamos robots
y estaríamos menos que totalmente vivos.

Me alegro de tener un corazón humano,
a pesar de que funciona mal y
se hace un lío casi todo el tiempo.