Meditación De la Araña - un arte de T Newfields

Balanceándose suavemente en las ramas
de un cedro gigante
una araña se sienta en los hilos
de seda suspendidos en la brisa.

Reclinándose entre los pedazos de la corteza
y las agujas verde oscuro del cedro,
calladamente espera un momento
en el que un accidente cree una oportunidad
y un insecto de paso
se convierta en un manjar
Chariya: La paciencia es esencial para los buenos cazadores.
An-Yi: Sí, la mayor parte de lo que llamamos "vida" es esencialmente una cuestión de espera: sólo unos momentos claves son cruciales. Todo lo demás es un interludio.
Bhäraté: No estoy tan seguro. Quizás todo sea importante a su manera. ¿Para una araña, descansar sobre una hoja no es acaso tan importante como tejer su tela?
Daiki: Tal vez, pero esta charla de arañas me pone enfermo.
Bhäraté: Sí, no me gusta la idea de ser el alimento de alguien.
An-Yi: Oye, todos estamos diseñados para ser reciclados, sin excepción. Tarde o temprano, gusanos, arañas y bacterias se darán un festín con tus restos.