Un paleontólogo considera el tiempo - un imagen de T Newfields

Un paleontólogo considera el tiempo

Imagina toda nuestra existencia,
y todo lo que hemos tocado, oído o visto
como una simple capa de sedimentos enterrados debajo
de un mundo que nos ha olvidado por completo.

Imagina cielos amarillentos, huérfanos de ozono
con continentes tornándose en extrañas formas
y litorales donde las montañas solían devorar el espacio.

Imagina criaturas existentes sólo en las novelas de ciencia ficción
con sofisticados biochips nano-dimensionales
mucho más rápidos que nuestros primitivos picos neuronales.

Finalmente,
imagina las estrellas mismas en lugares
que nadie de nuestra época ha visto
y los castillos de arena de nuestra civilización bellamente
desparramados y en escombros.

Lo que es evidente hoy,
en un simple santiamén
del tiempo geológico se desdibujará, se desvanecerá.
Nadia: Es aleccionador tomar conciencia de lo pequeños e insignificantes que somos.
Will: Eso es cierto, pero aun así se justifica construir castillos de arena como si realmente importara.
Wan-Sze: (reflexionando sobre su copa de vino) Sí, en un sentido nuestras vidas son obras de ficción creativa. Mediante la adopción de algunos mitos, creamos narrativas auto-cumplidas. Y las historias empiezan a parecer "reales" cuando aun los personajes terminan por creerse sus propias ficciones ridículas.